20 Y entonces llamaré a mi siervo Eliaquim, hijo de Hilcías, para que te reemplace.