5 Y cuando él venga, abrirá los ojos de los ciegos
y destapará los oídos de los sordos.