3 Yo soy quien viste de tinieblas los cielos,
y los cubro con ropajes de luto».