20 «El Redentor vendrá a Jerusalén
para rescatar en Israel
a los que se hayan apartado de sus pecados
—dice el Señor
—.