2 Una oscuridad negra como la noche cubre a todas las naciones de la tierra,
pero la gloria del Señor
se levanta y aparece sobre ti.