3 Después me acosté con mi esposa y ella quedó embarazada, y dio a luz un hijo. Y el Señor
me dijo: «Ponle por nombre Maher-shalal-hash-baz.