10 »Ustedes, naciones del mundo,
escuchen este mensaje del Señor
;
proclámenlo en las costas lejanas:
El Señor
que dispersó a su pueblo,
lo reunirá y lo cuidará
como hace un pastor con su rebaño.