3 “Tú has dicho: ‘¡Estoy repleto de dificultades! ¿No he sufrido ya lo suficiente? ¡Y ahora el Señor
ha añadido más! Estoy agotado de tanto gemir y no encuentro descanso’”.