12 Pero pronto se acerca el día —dice el Señor
—,
cuando enviaré hombres que la viertan de su vasija.
¡Verterán a Moab
y luego destrozarán la vasija!