2 Ya nunca más nadie se jactará de Moab,
porque en Hesbón hay un complot para destruirla.
“Vengan —dicen—, haremos que nunca más sea una nación”.
La ciudad de Madmena
también será silenciada;
la espada te seguirá allí.