3 Esto dice el Señor
de los Ejércitos Celestiales, Dios de Israel:
»“Incluso ahora, si abandonan sus malos caminos les permitiré quedarse en su propia tierra;