22 A pesar de todo, Job no pecó porque no culpó a Dios.