4 mis labios no pronunciarán maldad
y mi lengua no hablará mentiras.