9 Los príncipes guardaban silencio
y se cubrían la boca con las manos.