8 Así que los israelitas obedecieron la orden que el Señor
le había dado a Moisés y les asignaron a los levitas esas ciudades con pastizales por medio de un sorteo sagrado.