23 Si en verdad construimos un altar para nosotros, para apartarnos del Señor
o para presentar ofrendas quemadas, ofrendas de grano u ofrendas de paz, que el Señor
mismo nos castigue.