1 Prólogo: Cristo, la Palabra eterna
En el principio la Palabra ya existía.
La Palabra estaba con Dios,
y la Palabra era Dios.