43 Al día siguiente, Jesús decidió ir a Galilea. Encontró a Felipe y le dijo: