18 Por eso tantos salieron a recibir a Jesús, porque habían oído de esa señal milagrosa.