12 Este es mi mandamiento: ámense unos a otros de la misma manera en que yo los he amado.