10 Entonces Jesús se incorporó de nuevo y le dijo a la mujer: