8 Cualquiera que lo coma al tercer día será castigado por contaminar lo que es santo para el Señor
y será excluido de la comunidad.