18 »El que mate a un animal que pertenece a otra persona tendrá que reponerlo: un animal vivo por el muerto.