18 Cualquiera de los descendientes varones de Aarón podrá comer de estas ofrendas especiales presentadas al Señor
; es su derecho perpetuo de generación en generación. Cualquier persona o cosa que toque estas ofrendas quedará consagrada».