5 »Cuando entren en la casa de alguien, primero digan: “La paz de Dios sea sobre esta casa”.