33 Los padres de Jesús estaban asombrados de lo que se decía de él.