57 Pero Pedro lo negó: «¡Mujer, ni siquiera lo conozco!».