11 Sin embargo, mi nombre es honrado
desde la mañana hasta la noche por gente de otras naciones. En todo el mundo ofrecen
incienso dulce y ofrendas puras en honor de mi nombre. Pues mi nombre es grande entre las naciones, dice el Señor
de los Ejércitos Celestiales.