2 »Sin embargo, para ustedes que temen mi nombre, se levantará el Sol de Justicia con sanidad en sus alas.
Saldrán libres, saltando de alegría como becerros sueltos en medio de los pastos.