11 Entonces el diablo se fue, y llegaron ángeles a cuidar a Jesús.