12 El pueblo de Marot
con ansias espera la ayuda.
Sin embargo, solo le espera amargura,
porque el juicio del Señor
llega
a las puertas de Jerusalén.