9 ¡Roben la plata!
¡Saqueen el oro!
Los tesoros de Nínive no tienen fin,
su riqueza es incalculable.