10 Por eso el Señor
se enojó mucho contra ellos y juró: