21 Los levitas se purificaron del pecado y lavaron sus ropas, y Aarón los presentó al Señor
como una ofrenda especial. Aarón ofreció entonces un sacrificio para purificarlos y para hacerlos justos delante del Señor
.