2 Presenta tus confesiones y vuélvete al Señor
.
Dile:
«Perdona todos nuestros pecados y recíbenos con bondad
para que podamos ofrecerte nuestras alabanzas.