26 Está mal castigar al justo por ser bueno
o azotar a los líderes por ser honestos.