4 Los malhechores están ansiosos por escuchar el chisme;
los mentirosos prestan suma atención a la calumnia.