11 El que ama la pureza del corazón y habla con gracia
tendrá al rey como amigo.