18 Pues es bueno guardar estos dichos en tu corazón
y tenerlos siempre a flor de labios.