26 Si el justo se doblega ante el perverso
es como contaminar una fuente o enturbiar un manantial.