4 Rechazar la ley es enaltecer a los perversos,
obedecer la ley es luchar contra ellos.