15 La sabiduría es más preciosa que los rubíes;
nada de lo que desees puede compararse con ella.