21 Pues, si Dios no perdonó a las ramas originales, tampoco te perdonará
a ti.