21 Cristo sufrió nuestro castigo
Pero ahora, tal como se prometió tiempo atrás en los escritos de Moisés
y de los profetas, Dios nos ha mostrado cómo podemos ser justos ante él sin cumplir con las exigencias de la ley.