9 pues Dios había prometido: «Volveré dentro de un año, y Sara tendrá un hijo»
.