8 Las montañas se elevaron y los valles se hundieron
hasta el nivel que tú decretaste.