2 Felices son los que obedecen sus leyes
y lo buscan con todo el corazón.