52 Medito en tus antiguas ordenanzas;
oh Señor
, ellas me consuelan.