3 Toma control de lo que digo, oh Señor
,
y guarda mis labios.