29 Con tu fuerza puedo aplastar a un ejército;
con mi Dios puedo escalar cualquier muro.